Raíchali

Hubo muchas chispas de la Revolución, pero la llama se encendió en San Isidro: historiadores

Texto por Adriana Esquivel

Chihuahua.- Aunque en todo el país hubo chispas, la llama de la Revolución Mexicana se encendió en San Isidro, Guerrero, pueblo que se levantó en armas el 19 de noviembre de 1910, opinaron los historiadores Jesús Vargas y Víctor Orozco.

A inicios de noviembre, el Congreso del Estado aprobó cambiar la sede de la emblemática sesión solemne por el inicio de la Revolución Mexicana de Cuchillo Parado, municipio de Coyame, a San Isidro.

La decisión desató varias críticas en las que se acusaba a los legisladores de hacer un uso político de la historia por órdenes del gobernador Javier Corral, en favor del general Pascual Orozco y no a Toribio Ortega, quien fue presidente del Club Antirreeleccionista de Cuchillo Parado.

En entrevista con Raíchali, los historiadores coincidieron en que este tema no debe utilizarse para un debate político, ideológico y mucho menos personal, por lo que explicaron cómo sucedieron los hechos.

Para Jesús Vargas, el levantamiento armado que estalló en San Isidro el 19 de noviembre de 1910, fue el que tuvo mayor continuidad, pues no sólo logró crecer y consolidarse sino que llegó hasta la caída de los porfiristas en la toma de Ciudad Juárez en mayo del año siguiente.

Detalló que uno de los líderes más fuertes en Guerrero era el comandante Albino Frías, un hombre mayor que decidió delegar el movimiento a Pascual Orozco hijo.

Bajo su dirección, al grupo se integraron jefes intermedios de Namiquipa, Bachiniva, Santo Tomás, entre otros municipios y culminó con la derrota de los porfiristas con Francisco Villa como general y Pascual Orozco como jefe militar.

«En la historia de la Revolución, San Isidro es el sitio más relevante porque fue en donde inició el levantamiento que llegó hasta el fin. En ningún otra parte del país hubo un caso igual, por eso creo yo que es la forma correcta de analizar las cosas»

Al respecto, el doctor Víctor Orozco destacó que San Isidro fue el pueblo que puso la mayor cuota de sangre, pues en las primeras batallas perdieron a cerca de 30 jóvenes.

Si se toma en cuenta de que la comunidad tenía menos de 700 habitantes, explicó, es como si en Chihuahua murieran 32 mil personas en un enfrentamiento.

«Hay elementos importantes que se deben tomar en cuenta: el primer parte militar sobre la Revolución está fechado en Guerrero, el primer telegrama también es de ahí y fue el pueblo que puso la mayor cuota de sangre, esos son los hechos historicos»

Entonces ¿qué pasó en Cuchillo Parado?

Ambos historiadores coincidieron en que no hay evidencia de un levantamiento armado el 14 de noviembre en Cuchillo Parado.

Vargas Valdés recordó que en el libro Crónica de un País Bárbaro, Ferrando Jordán tuvo la oportunidad de entrevistar a tres sobrevivientes y ninguno de ellos habla de un enfrentamiento en Cuchillo Parado.

Su hipótesis es que días antes del 20 de noviembre, Abraham González decidió abandonar el territorio nacional por seguridad y le pidió a Toribio Ortega que lo acompañara con su grupo hasta Estados Unidos.

«Tengo documentos que se cruzaron entre varias autoridades y en ningún momento hablan de un levantamiento en Cuchillo Parado, esa información la entregué al Congreso en una carpeta donde vienen los elementos que yo tengo y las referencias de Fernando Jordán»

El levantamiento de Cuchillo Parado, añadió, tiene su origen en el libro «Toribio Ortega y la Brigada González Ortega», del revolucionario Francisco Ontiveros, sin embargo, reiteró que no hay pruebas documentales que lo comprueben.

Esa versión fue replicada tal cual por el investigador y exgobernador de Chihuahua, Francisco R. Almada, hasta que en 2002 se hizo oficial al nombrar a Cuchillo Parado como cuna de la Revolución.

Orozco añadió que en Cuchillo Parado se integró al movimiento el 15 de diciembre, un mes después, por lo que consideró que la aprobación del decreto a inicio de los 2000 fue apresurado y con datos falsos.

(Anteriormente) Hicieron un uso político. Fue una orden del gobernador (Patricio Martínez) sin ninguna consulta y por eso fue así a la carrera; en dos días lo aprobaron todo sin investigar y no hay ningún historiador que sostenga que pasó un enfrentamiento en Cuchillo Parado»

En ese contexto, los historiadores aseguraron que no hubo un uso político de la historia en la decisión reciente de los diputados locales.

El conocimiento de la historia no debe dividir: Vargas

Antes de concluir la entrevista, el profesor Vargas externó que el conocimiento de la historia no debe usarse para dividir a la sociedad.

Recordó que cuando se reinició el debate hace dos años, él se propuso para acudir a Cuchillo Parado para hablar con los vecinos y exponer los hecho históricos que le dan el mérito a San Isidro.

Además, aseguró que a él nunca ha estado de acuerdo con el la idea de nombrar a una comunidad como Cuna de la Revolución porque se presta a interpretaciones y polémicas innecesarias.

«El conocimiento de la historia no debe usarse para dividir a la sociedad. Todos somos chihuahuenses, todos debemos sentirnos orgullosos de ser nuestros ancestros y no es correcto que una comunidad quedé agraviada porque no sé hicieron bien las cosas»

En tanto, el doctor Orozco mencionó que no se trata de quitar o poner un título a una comunidad, ya que Chihuahua hubo muchas chispas antes del 20 de noviembre y nada les va a quitar su mérito.

«Hubo muchas chispas antes del 20 de noviembre pero hubo una sola llama que se encendió en San Isidro, porque fue el único alzamiento en toda la república que no fue aplastado, no fue ahogado, ese mismo grupo es el que finalmente tomó Juárez el año siguiente»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!