Raíchali

Miroslava Breach: dos años de justicia simulada

Por: Raíchali

Desde su inicio, marzo enmarca el dolor y la impotencia que dejó el asesinato de la periodista Miroslava Breach. A dos años del crimen, la investigación no parece avanzar y la justicia que prometieron el gobierno de Chihuahua y la Federación, se ha quedado en simulación.

Las primeras irregularidades del caso están en las filtraciones de la investigación a medios locales, detalles que nunca fueron parte del discurso oficial del gobernador Javier Corral y el fiscal general César Augusto Peniche.

Una de ellas, fue la supuesta ofrenda o regalo de cumpleaños que representó el homicidio para para Adán Salazar Zamorano, mejor conocido como Don Adán, líder del grupo delictivo de Los Salazares, quien, ese 23 de marzo, cumplió 70 años.

El Heraldo de Chihuahua, 26 de diciembre 2017


En tanto, en sus redes sociales, Corral Jurado aseguró en un video publicado el 26 de diciembre de 2017 que “los chihuahuenses y México todo, saben hoy, que el crimen de Miroslava Breach tiene nombre, tiene rostro y no quedará impune. Se hará la justicia que tanto se ha reclamado”, pero se limitó a informar la captura de Juan Carlos Moreno Ochoa, El Larry, único detenido a la fecha.

Contrastes


El 17 de abril de 2017, Corral aseguró que ya tenían identificados a los autores intelectuales y materiales del homicidio, así como a los copartícipes.

“Tenemos prácticamente todos los elementos para ir a la captura de los responsables y estamos reforzando con el mayor rigor científico, técnico y jurídico el proceso y la cadena de custodia”, aseguró.

Y al día siguiente, asesinaron al instructor de karate, Gabriel Federico Ochoa Cárdenas, en la Junta de los Ríos. También con filtraciones a medios locales, aseguraron que lo mataron con la misma arma que asesinaron a Miroslava Breach. El arma, según las filtraciones, fue sembrada en la escena del crimen, por lo que posteriormente justificaron que se trataba de un montaje.

A cuatro meses del homicidio, en la columna de Ráfagas, publicaron como filtración otro dato: el chófer del automóvil Malibu color gris que trasladó al hombre que disparó a Breach Velducea, era familiar de los Salazar.


Los presuntos implicados también se dieron a conocer de forma extraoficial.

En octubre de 2017 ya no se mencionaba en el discurso oficial a la narcopolítica como móvil del asesinato. Extraoficialmente, los medios que recibieron las filtraciones publicaron previamente, que los autores intelectuales del homicidio a los líderes del grupo criminal Los Salazares, liderado por Adán Salazar Zamorano -quien se encuentra preso desde 2011 en un penal de máxima seguridad- y por su hermano Crispín Salazar, quien presuntamente es quien controla la región de Chínipas y parte de Sonora, como brazo del cártel de Sinaloa.

La Fiscalía también llegó a un acuerdo con Norte de Ciudad Juárez y, en una reunión privada, días después del asesinato, Peniche Espejel se reunió con algunos de sus reporteros para mostrarles un power point con los avances de la investigación, a cambio de no publicar nada.

En ese encuentro, se mostraron los detalles de los videos de las cámaras de seguridad y el audio que, hasta la primera audiencia, se confirmó que Miroslava había hablado con el entonces vocero del PAN estatal, Alfredo Piñera, quien la cuestionó sobre las fuentes a las que recurrió para un reportaje de narcopolítica. El objetivo era deslindar al exalcalde de Chínipas, Hugo Schultz.

La impresión de los periodistas fue que el fiscal intentó persuadirlos sobre la manera en que la corresponsal de La Jornada le habló a un presunto delincuente.

La existencia de ese audio también se filtraría, sin nombres, a los periódicos locales como una de las evidencias que se obtuvieron en la casa de Jaciel Vega Villa, quien, según la investigación, fue el chófer del hombre que le disparó a Miroslava.

Doble discurso


Otra constante en el caso es el doble discurso que han manejado las autoridades estatales. En un principio, el gobernador de Chihuahua hablaba sin tapujos del vínculo de la narcopolítica en el crimen. Meses después borró de sus declaraciones ese móvil.

Con la detención de El Larry, Corral declaró que él era el autor intelectual. Horas después, dijo que era uno de los principales autores materiales. Con el paso de las semanas, retomó la hipótesis de que él fue quien ordenó el asesinato.

Actualmente, Corral ha destacado que la Fiscalía General del Estado entregó la investigación completa y concluida a la Fiscalía Especializad para la Atención de Delitos Contra la Libertad de Expresión (Feadle), por lo que sólo falta, señala, ejecutar la orden de aprehensión contra Jaciel Vega Villa, quien se encuentra prófugo de la justicia.

Además de Moreno Ochoa y Vega Villa, el tercer presunto implicado en el homicidio Ramón Andrés Zavala Corral, identificado como el hombre que disparó en al menos ocho ocasiones a la periodista, quien fue asesinado el 19 de diciembre de 2017 en Alamos, Sonora.

Panistas, fuera de la investigación


El manoseo en el caso de los panistas involucrados en la grabación de la llamada que le hizo el ex vocero del PAN estatal, Alfredo Piñera a Miroslava Breach (en junio de 2016), también evidencia la justicia simulada:

En el primer aniversario del homicidio de la periodista chihuahuense, el fiscal general César Augusto Peniche, aseguró en el programa de Carmen Aristegui, que el caso no está cerrado y que investigarían esa línea.

Sin embargo, el 27 de marzo de ese mismo año, 2018, Peniche aseguró a la ex diputada Crystal Tovar Aragón que hasta ese momento no se habían encontrado elementos para proceder en contra los panistas Piñera y el ex presidente municipal de Chínipas, Hugo Amed Schultz.

En contraste, en un comunicado publicado por la Fiscalía el 12 de abril de 2018, expresó su desacuerdo con la atracción de la investigación a la corporación federal al asegurar que ya habían desarrollado “una investigación completa, clara y responsable”.

“Desconozco el motivo por el que la FEADLE quiera atraer el caso; desde hace más de un año lo pudo hacer y no lo hizo; hoy por razones diversas decide llevarse una investigación judicializada, con órdenes de aprehensión, de algo que nunca informaron de sus resultados”, expresó en dicho comunicado.

La Feadle tampoco se salva

A casi un año de que atrajo la investigación, la Feadle tampoco se salva. Su actuación en la investigación ha sido cuestionada por retomar lo que entregó la Fiscalía de Chihuahua, aunado a que, hasta el momento, dejó fuera la línea de narcopolítica.

La abogada Sara Mendiola explicó en una rueda de prensa en la Ciudad de México que la investigación no se ha cerrado y que deben buscarse más evidencia para poder vincular a más responsables.

“Tenemos la visión de que es posible que en esta etapa salga más evidencia para determinar si hay o no más responsables. Hay que recordar que en el tema de derecho penal se requieren más pruebas para conectar un hecho con el otro”, comentó la representante legal de las hermanas de Miroslava y directora de Propuesta Cívica.

La audiencia de juicio oral contra El Larry está programada para el 4 de noviembre en los juzgados federales en Chihuahua, un mes antes de que venza su plazo de prisión preventiva.

No obstante, debido al exceso de tiempo, la organización Propuesta Cívica presentó un amparo indirecto en contra de este acuerdo judicial, con la finalidad de que se declare la inconstitucionalidad de la fecha fijada para la celebración de la audiencia, por vulnerar los derechos de las víctimas y del acusado al acceso a la justicia y al debido proceso en los términos de la Constitución y del Código Nacional de Procedimientos Penales.

Uno de los reportajes de Breach Velducea por el que recibió amenazas, fue el que señaló a personajes de grupos delictivos postulados como precandidatos a alcaldías serranas, entre estos al precandidato Juan Salazar Ochoa, por la presidencia municipal de Chínipas.

Cuando se hizo pública la procedencia del precandidato, el PRI lo cambió en la lista por Ramón Quinto Agramón Varela, quien ganó la contienda para ser alcalde de 2016 al 2018.

Ahora, Agramón Varela es uno de los testigos llamados a declarar por parte de la defensa de Juan Carlos Moreno Ochoa, en el juicio oral que está a cargo de un juez federal.

El tema político es el desafío mayor en la investigación del crimen de Miroslava Breach, porque son políticos a los que ella señaló, políticos quienes le advirtieron de las amenazas y políticos quienes investigan su asesinato, en un país en el que el mismo sistema político elevó al 99.97 por ciento el índice de impunidad en asesinatos de periodistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *