Raíchali

Familias desalojadas, entre la incertidumbre y la resignación




“No nos queda de otra”, es la frase recurrente entre los desalojados de la Nuevo Triunfo. En una semana han construido un nuevo hogar en la colonia Punta Oriente, pero no hay lona o lámina que alcance para protegerlos del frío.

Las cosas no parecen mejorar para ellos. Aunque han recibido despensas y cobijas de los ciudadanos, así como colchonetas y agua potable de las autoridades municipales, todavía no tienen una fecha ni un papel que les dé certeza de que podrán construir una casa en ese lugar.

¿Qué pasó en la colonia Nuevo Triunfo?


Recuerdan que el desalojo los tomó por sorpresa. Antes de ser retirados, habían acordado con funcionarios de Desarrollo Urbano y Ecología del municipio que se irían del parque en el que vivían a cambio de comprar un pie de casa en Punta Oriente. Ahí podrían construir una vivienda por 36 mil pesos a pagar en tres años.

El ocho de noviembre por la mañana llegó la policía a sacarlos de sus casas para reubicarlos en el terreno acordado.

Cuando vieron el lugar se sintieron engañados. Ahí no había ningún pie de casa, ni siquiera servicios básicos, por lo que comenzaron a construir casitas con el material que tenían al alcance. 

“Nos habían dicho que nos iríamos hasta que estuviera el pie de casa y ya de ahí cada quien iba a construir con lo que íbamos a pagar, pero llegamos y no había nada”

En silencio, miran la tierra que fue marcada con cal para delimitar el espacio de cada familia: 120 metros cuadrados, 10 de frente y 12 de profundidad. Para todos sólo hay dos sanitarios portátiles “de esos naranjas, Johnny’s” y un tinaco de agua potable que les llevó la Junta Municipal de Agua y Saneamiento.


Piden medicamento para los niños


De las 40 familias que fueron desalojadas ya sólo quedan seis. Son los que no tienen a nadie que los pueda apoyar económicamente o recibir en su casa un par de días, por eso “no queda de otra más que esperar”.

Por lo pronto, su mayor preocupación es la salud de los niños y niñas pues, como externaron sus mamás, “todos tienen tos, otros fiebre y gripe” y el clima tampoco los ayuda. Desde que llegaron al lugar la temperatura ha disminuido hasta los -5 grados y se ha mantiene entre los 10 y 0 grados.

Hay momentos en que la incertidumbre les cala más que el frío. Las familias desconocen cuándo les llegarán los materiales de construcción y tampoco saben si tendrán dinero suficiente para pagarlos a tiempo.

No hay condiciones para alguien en silla de ruedas


Manuel Avitia llegó de Madera a la capital hace un año para recibir atención médica por un tumor en la columna y encontró un hogar en el parque de la colonia Nuevo Triunfo gracias a Alfonso, el tío de su esposa que se acababa de mudar para allá.

Ahí vivió tranquilo con sus dos hijos (una niña de dos años y un niño de 10) y su esposa, quien consiguió trabajo en una maquiladora al norte de la ciudad. Su tratamiento avanzó y fue intervenido quirúrgicamente, por lo que ahora depende de una silla de ruedas para moverse.

Con lo que la familia Avitia no contaba era que meses después serían desalojados del parque y que Manuel necesitaría cuidados especiales.

“Cuando nos dijeron de los terrenos yo sí me preocupé porque no puedo construir yo… todavía no tengo control en mis piernas, pero, mire nomas, de todos modos, nomas nos dejaron aquí sin nada”

Manuel reconoció que se siente muy preocupado ya que el jueves fue a consulta y su médico le explicó que su salud se puede deteriorar porque no tiene los cuidados que necesita. Además, presenta una infección en las vías urinarias.

“Y qué puedo hacer si en los baños que nos pusieron no cabe la silla de ruedas, no puedo entrar. Pedimos que nos trajeran una pero aun no sabemos nada de eso. Dicen que sí vienen a ver si necesitamos algo, pero yo creo que han de venir muy tarde porque nunca los vemos”.

¿Quieres ayudar? 

Las familias aprovecharon el espacio para pedir apoyo a los ciudadanos con despensa, cobijas, ropa y medicamentos como Paracetamol. 

La dirección es: Punta Los Bronces 9915, col. Punta Oriente 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!