Raíchali

“La tierra es nuestra madre, no una mercancía”, con rezos y cantos piden fuerza para proteger a los cerros

Texto y fotos: Adriana Esquivel
y Joel Holguín / Raíchali

Chihuahua.- En el mirador del Cerro Grande, un grupo de alrededor de 50 mujeres y hombres unieron sus voces con rezos y cantos para honrar al guardián de Chihuahua y pedir que la defensa de su territorio sagrado se mantenga viva.

Reunidos en círculo, al caer el sol, iniciaron un ritual en el que ofrendaron al fuego sagrado tabaco, salvia, encino y táscate.

Hablaron desde el corazón cuando pidieron por la unidad de las personas, por la vida de quienes están en lucha contra los proyectos de urbanización y también por la de salud de la tierra.

Ofrecieron cantos y rezos para dar fuerza a las guerreras y guerreros que luchan por la preservación de los cerros con acciones comunitarias y legales.

Alzaron la voz para que las llamas de ese fuego sagrado iluminen a quienes ven a la madre tierra como mercancía, para que aquellas personas con el poder de tomar decisiones coloquen el cuidado del medio ambiente por encima de los intereses políticos y económicos.  

“Pedimos para que las chispas de este fuego iluminen a los guerreros y guerreras que están en cada una de las luces que se ven en la ciudad, para que luchen, para que despierten, para que nos encontremos”

La noche de rezos y cantos fue convocada Salvemos a los Cerros de Chihuahua, una agrupación que busca proteger y conservar los cerros de la ciudad al ser fuente de agua, aire, vida, pero también de cultura e identidad.

Su lucha comenzó a hacer eco a finales del 2018 cuando iniciaron la batalla en contra de una gasolinera que se construye en las faldas del Cerro Grande, proyecto que viola varias normas municipales y que se ha demostrado que su autorización fue ilegal.

Luis Rivera, integrante de la agrupación, lamentó que la tierra que fue heredada a los chihuahuenses para protegerla y preservarla se ha convertido en una mercancía que puede destruirse tan fácil por intereses económicos.  

“Estamos rezando y cantando, pero también luchamos por medios pacíficos y legales. Estamos en un amparo en donde podemos ganar la defensa del cerro grande y con ello la protección de esta área natural y estamos enfocando nuestras energías para que los jueces atiendan a la verdad y a la justicia”

Actualmente, Salvemos los Cerros de Chihuahua ha emprendido una nueva lucha en contra de la privatización de la Sierra del Mogote, la cual fue cercada por la empresa de desarrollo residencial CTU hace dos semanas.

Además, trabajan en una iniciativa para proteger a las 18 sierras y cerros del estado con una declaratoria de reserva ecológica, con la que se garantice la preservación del patrimonio cultural, el paisaje, los sitios históricos, arqueológicos, emblemáticos de Chihuahua.

“La tierra es nuestra madre, la proveedora de todo lo que necesitamos para vivir. Son espacios que nos brindan la vida, el aire, regulan el clima, la biodiversidad de plantas y animales, muchas en peligro de extinción; y los paisajes que nos conectan con nuestros antepasados mestizos, españoles, pueblos originarios, africanos, somos una mezcolanza que heredó esta tierra para protegerla y entregarla en mejor de como la recibimos”

En ese sentido, hizo un llamado para que más personas se sumen a su lucha y formen parte de las actividades de reforestación y recorrido de los cerros, así como en las protestas que tienen agendadas para este fin de semana.

Recordó que este viernes 17 de julio, a las 19:00, marcharán desde la glorieta a Francisco “Pancho” Villa, hasta el Palacio de Gobierno. El sábado, realizarán una segunda protesta en la Sierra del Mogote, a la altura de la avenida Francisco Villa, en contra de la privatización de sus cerros.

1 thought on ““La tierra es nuestra madre, no una mercancía”, con rezos y cantos piden fuerza para proteger a los cerros

Responder a Veronica Arellanes Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.