Raíchali

Feminicidios en México repuntan 14.15%; Chihuahua acumula 190 asesinatos de mujeres

En Chihuahua se han registrado 190 asesinatos de mujeres, de los cuales, 163 casos fueron clasificados como homicidios dolosos y sólo 27 como feminicidios.

El estado se encuentra entre las primeras entidades federativas con mayor número de denuncias por trata de mujeres, 50 casos; de llamadas de emergencia con relación a incidentes de violencia de pareja y violencia familiar. 

Por: Sugeyry Romina Gándara/ Alianza SinEmbargo

Al menos 2 mil 833 mujeres fueron asesinadas en México de enero a septiembre del presente año, un total de 115 casos más que en el mismo periodo de 2018. El promedio de mujeres asesinadas es 10.3 al día, de acuerdo con cifras oficiales.

Tan sólo en el pasado el mes de septiembre, 349 mujeres fueron asesinadas en el país, nueve más que en el mes de agosto, de acuerdo con las cifras presentadas hoy en el informe de incidencia delictiva con perspectiva de género.

De los más de 2 mil 800 asesinatos a nivel nacional, sólo 726 son clasificados e investigados como feminicidios. Esta cifra de feminicidios oficial registró un alza de 14.15 por ciento más que en el año anterior, pues de enero a septiembre de 2018 se reportaron 636 casos clasificados oficialmente como feminicidios.

La cifra de homicidios dolosos contra mujeres ascendió a 2 mil 107 en los tres primeros trimestres del año, apenas 1.20 por ciento más que los registrados en el mismo periodo del año anterior cuando se reportaron 2 mil 82 casos.

El total de asesinatos de mujeres en México –feminicidios y homicidios dolosos– presentó un alza de 4.23 por ciento, al pasar de 2 mil 718 casos de enero a septiembre de 2018 a un total de 2 mil 833 en 2019.

Las entidades que acumulan un mayor número de víctimas –tanto de homicidio doloso y feminicidios– son: Estado de México en primer lugar, con un total de 339 crímenes mortales contra mujeres, de los cuales 258 son catalogados como homicidios dolosos, y el resto (81) como feminicidios. Jalisco, en segundo lugar, con un total de 230 víctimas, de los cuales solo 36 casos se catalogaron como feminicidio. Guanajuato registró un total de 219 mujeres asesinadas, la mayoría de las carpetas de investigación son catalogadas homicidios dolosos, 208 en total.

Baja California reportó 191 casos: 179 clasificados como homicidios dolosos y solo 12 como feminicidios. En tanto que el Estado de Chihuahua reporta 190 casos: 163 como homicidios y solo 27 como feminicidios.

SECUESTRO TAMBIÉN SUBE

De enero a septiembre, al menos 322 mujeres han sido secuestradas en el país. El número de secuestros es un 11.41 por ciento mayor, en comparación en el mismo lapso del año pasado.

Veracruz es la entidad federativa con el mayor número de secuestro de mujeres en 2019, al reportar un total de 71 casos. Le siguen Ciudad de México y Estado de México, con un total de 46 casos cada uno; y en tercer lugar, Guanajuato y Puebla, que reportaron 15 casos cada uno. Los estados de Quintana Roo y Zacatecas registran 12 secuestros cada uno, en tanto que Chiapas, Guerrero y Morelos, reportan 11 casos cada uno.

En el delito de trata de personas la cifra ascendió a un total de 279 víctimas al tercer trimestre del año, es decir, 35 casos (14.34 por ciento) más que en el mismo periodo del 2018.

Los estados con el mayor número de denuncias de mujeres víctimas de trata son Ciudad de México, con 77 casos; Chihuahua, 50; Nuevo León, 21; México, 18, y Baja California con 14 casos.

En cuanto al número de mujeres desaparecidas no hay una cifra oficial. La última vez que autoridades mexicanas actualizaron los datos, en abril de 2018, en el país había registros de 9 mil 327 mujeres desaparecidas y 26 mil 938 registros de hombres que no habían sido localizados.

VIOLENCIA DE GÉNERO

Las autoridades han recibido al menos 214 mil 829 llamadas de emergencia con relación a incidentes de violencia de pareja de enero a septiembre. Baja California, Chihuahua, Nuevo León, Jalisco y Quintana Roo son las entidades que mayor reportan este tipo de número de incidentes.

En este mismo periodo, se registraron, a la par, un total de 546 mil 799 llamadas de emergencia que reportaban algún tipo de violencia familiar. De acuerdo a las cifras, el pasado mes de junio ha sido el mes en el que se han registrado el mayor número de reportes de violencia familiar en los últimos cuatro años, con un total de 68 mil 665 llamadas.

Ciudad de México, Nuevo León, Guanajuato, Sonora y Chihuahua, son los estados donde más llamadas de emergencia por violencia familiar se han registrado.

Al menos 50 mil 923 mujeres han sido víctimas de algún tipo de agresión dolosa en los nueve primeros meses. Los estados que acumulan el mayor número de denuncias –de enero a septiembre– son el Estado de México con 13 mil denuncias; Guanajuato, 5 mil 63; Jalisco con 3 mil 217, Michoacán con 2 mil 648 y 2 mil 508 en Querétaro.

En relación a trata de personas, lesiones y agresiones, así como diversos reportes de violencia, son delitos que registran mayor índice de cifra negra,–es decir, que no se denuncia– por lo que se estima que las cifras podrían ser mucho mayores, de acuerdo a expertos.

En los últimos años hemos pasado de 7 asesinatos de mujeres perpetrados al día, durante 2017, a 10 casos en promedio, en este 2019, y la mayoría de ellos se quedan en total impunidad.

Desde el pasado 2014, el Modelo de Protocolo Latinoamericano de Investigación de las Muertes Violentas de Mujeres por Razones de Género recomendó al Estado Mexicano “aplicar las directrices del Modelo de Protocolo de manera sistemática frente a todos los casos de muertes violentas de mujeres, puesto que detrás de cada muerte puede existir un feminicidio, aunque al inicio no haya sospecha de criminalidad”.

Colectivos feministas han denunciado que la violencia feminicida es una problemática que las autoridades se resisten a reconocer en la práctica y a la hora de hacer sus investigaciones, en su mayoría no integran las carpetas de investigación perspectiva de género, y son las madres o familiares de las víctimas quienes tienen que luchar o velar para que las autoridades hagan su trabajo.

En México se ha emitido alerta en diferentes municipios de doce estados de la república: Estado de México (10), Morelos (8), Michoacán (14), Chiapas (7), Nuevo León (5), Veracruz (11), Sinaloa (5), Colima (5), San Luis Potosí (6), Guerrero (7), Quintana Roo (3) y Nayarit (7

En una investigación realizada por la periodista Daniela Barragán para conocer el presupuesto ejercido en 2017 y 2018 y las acciones emprendidas, y publicada en SinEmbargo, se mostró que es difícil identificar el origen de estos recursos de la AVG, y por lo tanto la evaluación de los resultados, mientras el clima de violencia contra las mujeres se endurece.

La investigación periodista también arrojó que al menos cuarenta de los 88 municipios con Alerta de Violencia de Género (AVG) fueron opacos en informar sobre qué se hace  con el dinero de la Alerta. Además de no contar con una fuente clara de recursos, los municipios con Alerta de Violencia de Género se dan la oportunidad de ni siquiera responder a una solicitud de información sobre qué hace para atender la política que, en teoría, le dictan cumplir desde el Gobierno estatal y el Federal.

Algunos municipios señalaron que reciben dinero de la Secretaría de Gobernación (Segob); otros que de parte del Gobierno estatal y otros que de ninguna de esas dos fuentes y que utilizan presupuesto propio.

El pasado 6 de marzo, el Presidente Andrés Manuel López Obrador; la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y la directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gassman, dieron a conocer el plan integral con el que buscan prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres en México. Anunciaron una serie de medidas que se basan en la coordinación de los tres niveles de Gobierno; atender recomendaciones internacionales; identificar zonas de riesgo; un registro nacional del transporte público y concesionario, así como campañas permanentes de prevención.

Representantes de colectivos feministas y de derechos humanos consideraron -entrevistadas en su momento- que el Plan sólo muestra aspectos generales que no permiten definir o esbozar cuáles serán los métodos de acción para tratar la problemática.

Activistas como María de la Luz Estrada, directora del Observatorio Nacional Ciudadano del Feminicidio (ONCF), Lulú V. Barrera, fundadora del colectivo Luchadoras, y Elena Contreras, representante de Las del Aquelarre, aunque reconocieron que el anuncio es importante porque el Estado admite que falló en términos de política para el tema de feminicidios, insistieron que aún falta clarificar cómo planean enfrentar el problema. Además, resaltaron que será necesario que el Gobierno tome en cuenta la experiencia de las organizaciones civiles y colectivos, y que trabaje de la mano con ellas para avanzar en la ruta contra la violencia feminicida en el país

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!